Posteado por: angelasan | marzo 20, 2009

La adolescencia del Messenger deja paso a la juventud de las redes sociales

Recuerdo el día que abrí mi primera cuenta de messenger. Era sencillo y tenía pocas posibilidades (además de pocos contactos), pero a mí me parecía un mundo nuevo por descubrir. Te hacía sentir un poquito más mayor poder hablar con tus amigos de manera privada. Hoy tengo messenger, pero se podría decir que prácticamente no lo uso porque ya no es novedad, pero sobre todo porque ahora tengo facebook y tuenti. Y si quisiera, todavía podría formar parte de hi5, myspace, tagged, beboo, scibb… o cualquiera de las múltiples redes sociales que se han ido creando con la evolución de internet.

De hecho, cada vez hay más tipo de herramientas de este tipo. Todas se basan y se utilizan prácticamente para lo mismo, pero todas permiten crear una red diferente y personalizada de amigos y conocidos. A través de diferentes contactos a los que vas agregando, creas esa red, en la que puedes exponer tus fotos y videos, tus mensajes, las fechas de cumpleaños… y en definitiva,  todo aquello que quieras compartir con los demás. Estas son las redes sociales a las que denominamos humanas porque comparten los contenidos personales de los usuarios.

Por otro lado también puedes compartir una inquietud utilizando las redes sociales de contenidos, donde todos sus usuarios se relacionan por una afición, profesión o tema que le interese. Ese es el caso de flickr, una página de fotografía donde los usuarios pueden exponer las imágenes que más les gusten, generalmente, realizados por ellos mismos.

El debate sigue siendo el mismo que en el del resto de entradas sobre internet…¿esto es bueno o es malo? ¿crea dependencia o es un complemento de ocio? ¿es necesario o sólo útil? ¿obliga a la sociedad a tener este tipo de herramientas?

Recientemente, leí en el diario Público una columna en la que se explicaba que el facebook incumple algunas de las leyes del menor españolas  ante internet. La más destacada es la que prohibe que los datos de menores de 14 años puedan ser publicados en internet. Pero eso no es problema de facebook, en todo caso lo será del niño o de sus tutores. También se ha escrito mucho sobre los presuntos asesinos de Marta del Castillo, que se delataron a través de esta red social…

Bueno o malo, da igual. Lo único realmente trascendente es que en apenas siete años, hemos pasado de escribir y expresarnos con simples emoticonos, a tener nuestros propios “hogares” en internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: